Las cebollas y las llantas tienen algo en común: Capas, descubre cuáles son las capas de una llanta hoy en nuestro artículo. Sigue leyendo:

Todo mundo sabe que es una llanta: conocemos que es una rueda de caucho negra que sirve para que nuestro auto pueda tener contacto con el suelo y pueda circular. Fácil.

Pero imagine esta situación: Usted va a correr un maratón y los tenis que utilizará son muy pesados y no cuentan con un buen diseño para realizar esta tarea, o peor aún, le quedan chicos o muy grandes; ¿Se imagina lo molesto que va a ser correr ese maratón?

Las llantas en este sentido son como los “zapatos” de nuestro auto, entonces es necesario conocer sus características principales así como sus medidas e indicadores para que usted pueda calzar la mejor llanta para su coche y lo pueda poner a toda marcha.

Capas de una llanta:

  • Banda de rodadura: Esta es la parte externa de la llanta que está en contacto con el suelo. Cuenta con escultura y “surcos” o indicadores de desgaste. Esta parte determina la durabilidad, la adherencia y el confort de la llanta.
  • Talones: Se compone de dos partes: Punta de talon y aro de talon. Su función es crear un “cierre” entre la parte interior de la llanta y su cubierta.
  • Hombros: Son la unión entre los laterales y la banda de rodamiento.
  • Flancos o laterales: En estos se concentra la información de la llanta (marca, modelo, fecha de elaboración, medidas y especificaciones).
  • Carcasa: Es la capa o revestimiento interno de la llanta. Gracias a el obtenemos confort y estabilidad en el neumático.
  • Cordón de centrado: Se encuentra entre el talón y los laterales. Ayuda a poner la llanta en el rin.
  • Cinturones: Son las capas que refuerzan a la carcasa para evitar que se deforme
Capas de las llantas

Capas de la llanta