Las llantas que se autoreparan son hoy una realidad. Sí, hoy ya es posible…

Michelin ya desarrolló la tecnología “Durable” para incrementar el rendimiento y la duración de un neumático; las llantas RunFlat permiten seguir en el camino un par de metros después de sufrir una pinchadura; pero ¿te imaginas unas llantas que se autoreparan?.

Ahora esa posibilidad se vuelve tangible gracias a un desarrollo científico que promete cambiar las reglas del juego para siempre.

Recientemente un grupo de científicos del Leibniz Institute for Polymer Research, la Dresden University of Technology en Alemania y la Tampere University of Technology de Finlandia han desarrollado un proceso de producción de caucho capaz de producir llantas que se autoreparan más resistentes, eliminando la vulcanización.

El proceso de vulcanización permite obtener neumáticos más resistentes y duros, pero impide su reparación una vez pinchado o roto.

El nuevo procedimiento consiste en modificar químicamente la goma del neumático añadiendo un compuesto de carbono y nitrógeno. Esto permitirá la unión de los enlaces químicos rotos durante una pinchadura o cortadura.

El calor producido por la llanta al rodar acelerará este proceso químico, reparando la llanta con el movimiento del auto.

En las pruebas de laboratorio se descubrió que si se le añadían al caucho otros componentes como el sílice o el carbón negro, el poder de autorepación era aún mayor.

Esta es una buena noticia, ya que en caso de mostrarse más casos de éxito esta tecnología estará al alcance de nosotros próximamente.